¿Eres un purista del café? En ese caso quizás prefieras una cafetera express manual antes que, por ejemplo, una cafetera de cápsulas.

En esta guía te revelo cuál es la mejor cafetera express del momento, de entre 5 modelos muy destacables, ya sea por la calidad del café que preparan, diseño, el precio que tienen o su popularidad.

Delonghi Dedica Style Delonghi ECP33.21 Klarstein BellaVita Oster Prima Latte Cecotec Power Espresso
De'longhi Dedica EC685.BK - Cafetera de bomba, acero inoxidable, capuccinatore, depósito 1,3 litros, sistema anti-goteo, café molido o monodosis, negro De'longhi ECP33.21 - Cafetera espresso, 1100w, capacidad 1,1l, café molido y monodosis, negro y plata Klarstein BellaVita Máquina de café • 3 en 1 para espresso, capuccino y latte macchiato • 0,4 l espumadora de leche • 1450 W • 20 bares • Depósito de 1,4 litros • Sistema de autolavado • Negro Oster Bvstem 6601 R Cafetera Expresso con Tratamiento de Leche, 1238 W, 33 litros, Acero Inoxidable Cecotec Power Espresso Cafetera presión 20 Bares, Inoxidable, depósito 1,5 litros, Color Acero y Negro, 850 W, 0 Decibeles
Bomba 15 bar 15 bar 20 bar 15 bar 20 bar
Depósito 1,3 L 1,1 L 1,4 L 1,5 L 1,5 L
Vertido automático
Monodosis ESE
Mejor precio 156,00 € 103,00 € 110,99 € 127,00 € 58,99 €

La cafetera express manual está a medio camino entre las cafeteras italianas y de goteo y las cafeteras automáticas: te permiten preparar el café de manera mucho más rápida y fácil que una cafetera italiana o de goteo, pero no tienen un sistema completamente automatizado como en las automáticas.

Así pues, una cafetera express tiene botones que sirven siempre la misma cantidad de café en función de un volumen programado, pero el usuario debe seguir encargándose de poner café molido y prensarlo en el filtro. Y si quieres un capuchino, debes preparar tú también la espuma de leche.

Estas cafeteras suelen funcionar con una bomba de presión trabajando a un mínimo de 15 bares, y es por eso que pueden hacer un café con cuerpo, aromático y con crema en apenas 30 segundos. Y como no tienen molinillo ni funciones automáticas, son bastante baratas. Por ello estas cafeteras suelen ser las más vendidas junto a las cafeteras de cápsulas.

La mejor cafetera express: Delonghi Dedica Style

  • Hace un café buenísimo, con cuerpo, aroma y crema
  • Tiene un diseño precioso, elegante y con un toque retro muy atractivo, y además es muy compacta
  • Permite usar tanto café molido como monodosis E.S.E.
  • El capuchinador prepara una gran espuma de leche para capuchinos
  • La bandeja de goteo es tan pequeña que no puede albergar dos tazas grandes al mismo tiempo
  • La bandeja para calentar las tazas no tiene mucha utilidad

Recientemente decidí comprarme una cafetera express, y la Delonghi Dedica Style ha sido mi elección. Puedes leer mi análisis de la Delonghi Dedica tras 2 semanas de uso.

Esta cafetera reúne muchas cualidades para ser considerada la mejor cafetera express del momento. Para empezar, su diseño, con una apariencia preciosa, elegante y compacta. De hecho, solo mide 15 cm de ancho, por lo que es perfecta para cocinas con poco espacio. Y si tienes mucho espacio en la cocina quedará bien igualmente puesto que su diseño, algo retro pero al mismo tiempo moderno, es realmente fantástico.

La puedes comprar en color negro, rojo y blanco mate, y también en gris plateada con carcasa de aluminio. En los colores rojo y negro es especialmente bonita, y el acabado mate de su carcasa es muy elegante.

La Delonghi Dedica también ha sido diseñada para ser práctica y fácil de usar. Dispone un panel frontal con únicamente tres botones: para hacer un café, para hacer dos y el botón de vapor. También hay una manopla de vapor que enciende el capuchinador, con el que se puede hacer espuma de leche para cappuccinos y latte machiattos.

En la parte superior verás una bandeja metálica. Esta bandeja sirve para calentar las tazas, pero hay que decir que tarda mucho en calentarse, y cuando lo hace no es que esté muy caliente, así que no sirve para mucho.

La Dedica Style trabaja con una bomba de 15 bares, con caldera Thermoblock. Esta se calienta en unos 40 segundos cuando enciendes la máquina. El portafiltros viene con 3 filtros distintos: para una taza de café, para dos y otro para monodosis E.S.E. Se acompaña un tamper con el que presionar el café molido, cosa que es clave para poder hacer un café espumoso y concentrado.

El portafiltros tiene doble surtidor, con lo que puedes preparar dos tazas al mismo tiempo. La bandeja de goteo es extraíble y descubre otra bandeja más pequeña, con lo que puedes alojar tazas grandes o pequeñas. El único problema que plantea es que al ser la cafetera tan compacta no caben dos tazas grandes al mismo tiempo.

Por otro lado el depósito de agua es de 1,3 litros de capacidad. Va anclado a la parte trasera de la cafetera y es muy fácil de rellenar porque tiene una tapa, así que ni siquiera es necesario extraerlo del todo para rellenarlo.

La calidad del café que puede conseguir esta cafetera es muy alta. El espresso sale muy concentrado, con un fuerte aroma y con una buena espuma. Para ello, es recomendable que el café molido sea de calidad, que tenga una molienda lo más fina posible, y que presiones fuerte el café usando el tamper en el filtro.

Los capuccinos salen también buenísimos. El capuchinador prepara una espuma de leche deliciosa, mejor incluso que mi antigua Nespresso Lattissima Pro. Hay que hacerla con paciencia, moviendo la jarra de arriba a abajo lentamente y llevando la leche a su temperatura óptima, en torno a los 60º C. Si lo haces bien, y con las proporciones adecuadas, el cappuccino sale realmente delicioso, mejor que el que suelen hacer en la mayoría de los bares.

El capuchinador también permite calentar leche, sin hacer espuma. Basta con poner el mango en posición de HOT MILK. Extrayéndolo también puedes usar este dispensador para servir agua caliente, por ejemplo para hacerte un té.

La Delonghi Dedica tiene pocas opciones de personalización, pero son suficientes. Mediante una combinación de botones que vienen bien explicadas en el manual de instrucciones se accede a tres ajustes personalizables para la temperatura del café, la dureza del agua y el tiempo de auto-apagado. También se puede programar el volumen de café, tanto para el botón de una taza como para el de dos.

En definitiva, es una cafetera express bastante completa, cuya fortaleza reside en su fantástico diseño y en la calidad de su café, ya sea solo o con leche. Para los que no han usado nunca una cafetera express decir que tiene una curva de aprendizaje rápida, y solo con 2 o 3 cafés ya le empiezas a coger el truco.

Otras cafeteras express muy recomendables

Aunque mi elección es la Delonghi Dedica Style, hay otras cafeteras express igualmente recomendables y con mejores precios. Seguramente no sean tan bonitas, pero su menor precio compensa esto.

Delonghi ECP33.21

Por parte de Delonghi está la cafetera de bomba tradicional ECP33.21. Si se le da un repaso a sus especificaciones uno se da cuenta enseguida que son exactamente lo mismo que la Delonghi Dedica en cuanto a funcionalidad, y de hecho hay algunas partes de la máquina que tienen incluso las mismas piezas.

Cafetera express: Delonghi ECP33.21

La diferencia elemental está en el diseño, que totalmente distinto, con una apariencia más típica en este tipo de cafeteras. Es menos vistosa, más “feota” y grande, por lo que se deduce rápidamente que la pérdida de exclusividad en su diseño es lo que hace que sea más barata que la Dedica.

Disponible en colore negro, esta cafetera mide 18,5 x 24 x 30,5 cm y pesa 4Kg, con lo que es claramente más aparatosa que la Dedica Style. Lo bueno es que la carcasa es de acero inoxidable y se siente muy resistente. Es tradición en Delonghi fabricar productos duraderos, y esta no es una excepción.

Como digo, sus características son prácticamente idénticas a las de la Dedica. Así pues, su filtro de aluminio funciona con tres tipos de filtro: para una taza, dos tazas y monodosis E.S.E. La bomba de presión trabaja con 15 bares y la caldera es Thermoblock, por lo que es de esperar que la calidad del café sea tan buena como en la Dedica.

El depósito de agua es algo más pequeño, pero nada dramático: son 1,1 litros de capacidad, por los 1,3 litros que tiene la Dedica. Algo que me gusta de este modelo es que debajo de la bandeja calientatazas superior hay un compartimento para almacenamiento de los filtros, con lo que así tienes un sitio donde guardarlos sin riesgo a que se pierdan.

Otra ventaja de este modelo es que al ser más ancha, la bandeja de goteo permite albergar dos tazas grandes al mismo tiempo. Esta bandeja también es extraíble, con dos alturas para usar tazas con un tamaño de hasta 13 cm de alto.

Sin duda el principal inconveniente de esta cafetera es que el vertido de café no es automático, sino que una vez alcanzada la cantidad de café deseada en la taza debe ser el usuario el que interrumpa el vertido, poniendo el mando en la posición inicial. Esto es una ventaja para quien toma muchas variedades de café al día y siempre está variando las cantidades, pero para alguien que siempre toma el mismo tipo y la misma cantidad de café, es un inconveniente importante.

Otro inconveniente, en este caso menor, es que el capuchinador solo puede espumar la leche, pero no tiene opción de simplemente calentarla. Si queremos tener esta opción habría que comprar el modelo ECP35.31, que es más caro y se acerca en precio a la Dedica Style.

Por lo tanto, como alternativa más económica a la Dedica, la Delonghi ECP33.21 es una cafetera express muy interesante, pero siempre teniendo en cuenta que no es tan completa ni práctica.

  • Características prácticamente calcadas a las de la Delonghi Dedica siendo más barata
  • La bandeja de goteo es más grande y sí puede albergar dos tazas grandes a la vez
  • El compartimento interno para guardar los filtros es un plus
  • No tiene volumen programado con vertido automático, es el usuario el que debe interrumpir el vertido de café al alcanzar la cantidad deseada
  • Es una cafetera más grande y con un diseño más feo, menos exclusivo

Klarstein BellaVita

Otra cafetera para tener muy en cuenta es la Klarstein BellaVita. Esta es mi segunda cafetera express favorita, detrás de la Delonghi Dedica.

Cafetera express: Klarstein BellaVita

El principal argumento a favor de esta cafetera es su bomba de presión de 20 bares, con una caldera Thermoblock de 1450W. Como resultado, y según las opiniones de los usuarios, el café es de muchísima calidad, con fuerte aroma, concentrado y con una buena capa de crema.

El segundo gran punto a favor de esta cafetera es su depósito de leche de 400 ml. Este depósito es muy práctico porque puedes guardarlo en la nevera, y sus partes se pueden introducir en el lavavajillas. El depósito tiene un manguito para elegir entre mayor o menos espuma de leche. Tener el depósito integrado también permite elegir siempre la misma cantidad de leche para los cappuccinos, y no tener que andar con jarras para espumar leche.

El diseño de la cafetera es muy atractivo, con un tamaño no demasiado grande, y aunque emplea el plástico en la mayor parte de la carcasa, el acabado del panel frontal con un efecto cepillado queda muy elegante. Hay dos modelos que cambian el color de este panel frontal, en negro o en gris.

En el centro de este panel frontal hay una serie de botones que son para seleccionar el tipo de café. Las recetas disponibles son café espresso de una taza, café espresso de dos tazas, latte machiatto y cappuccino. Luego también hay otro café para espumar leche sin verter café, y un botón para la limpieza del circuito interno de leche.

La Klarstein BellaVita tiene también dos bandejas de goteo, siendo la bandeja para tazas pequeñas abatible, lo cual es muy práctico. El depósito de agua cuenta con una generosa capacidad de 1,4 litros, y es fácilmente accesible a través de una tapa superior. Esta cafetera no cuenta con bandeja calentadora de tazas, aunque viendo la poca utilidad que suelen tener tampoco supone un problema.

Uno de sus puntos débiles frente a otras cafeteras express es que no tiene filtro para monodosis E.S.E. Otra cosa que no me gusta es que el lavado del circuito de leche demora 60 segundos, con lo que gasta más agua de lo deseable. Pero por lo demás, es una estupenda cafetera, y sus 20 bares de presión aseguran una calidad perfecta para el café.

  • Bomba de presión de 20 bares
  • Depósito de leche integrado
  • Funcionamiento sencillo con botones de volumen programado
  • Carcasa hecha principalmente de plástico
  • Sin filtro para monodosis E.S.E.

Oster Prima Latte

La Oster Prima Latte es otra cafetera express muy interesante. Aunque recientemente ha salido una nueva versión, la Oster Prima Latte II, se trata de una cafetera mucho más cara y que aporta pocas ventajas. Por lo tanto, la Oster Prima Latte original sigue siendo muy recomendable.

Cafetera express: Oster Prima Latte

Esta cafetera tiene un tamaño compacto, aunque no es demasiado bonita. Su carcasa es principalmente de plástico, lo cual es bueno para abaratar el precio pero no hace de ella un aparato especialmente atractivo desde el punto de vista del diseño. Algunos usuarios también han reportado algunos problemas de durabilidad y ruido excesivo de la máquina.

Sus ventajas caen del lado de la sencillez y la practicidad. Su punto fuerte es sin duda su depósito de leche integrado, de 300 ml y almacenable en la nevera, y que permite seleccionar el nivel de espuma deseado. También tiene un sistema de autolimpieza para el circuito de la leche.

La bomba de presión de la Oster Prima Latte tiene 15 bares. Esto es más que suficiente para preparar un café de buena calidad, cremoso y concentrado. Los compradores de esta cafetera también reportan que el espumado de la leche es fantástico y mejor que el de las cafeteras Delonghi, así que juntando esto con el hecho de que tiene el depósito de leche, puede ser una cafetera express especialmente indicada para los amantes del cappuccino, cosa que por otra parte ya podemos deducir por su nombre.

Un aspecto muy interesante de esta cafetera es que es muy fácil de usar de manera manual. Así pues, cada vez que queramos un volumen personalizado de café distinto al que viene programado, bastará con pulsar 3 segundos el botón correspondiente al tipo de café deseado, activando el modo manual y pulsándolo de nuevo cuando queramos detener el vertido de café. Este sistema es sin duda el más práctico de entre todas las cafeteras express.

Son 3 los filtros que trae: los típicos de 1 y 2 tazas, y también para monodosis E.S.E. Su bandeja de goteo es lo suficientemente baja como para que encima quepan tazas muy altas, y además la bandeja es extraíble para su limpieza. Lo que no tiene es calentador de tazas, siendo este un inconveniente menor. Su depósito de agua es de gran capacidad: 1,5 litros.

Por lo tanto nos encontramos ante una cafetera express de precio muy interesante, cuya fortaleza reside en la calidad de sus cafés con leche y en lo práctico que es poder alternar fácilmente entre un uso automático/manual, siendo su principal defecto el diseño y lo poco duradera que parece por el empleo en la mayor parte de la carcasa del plástico.

  • Depósito de leche con espumador de muy buena calidad
  • Depósito de agua de gran tamaño
  • Muy fácil usarla tanto en modo automático como manual
  • Diseño no muy inspirado y carcasa de plástico que no parece muy duradera

Cecotec Power Espresso

Como la cafetera express más barata tenemos a la Cecotec Power Espresso. Además, por parte de una empresa española, lo cual está muy bien.

Cafetera express: Cecotec Power Espresso

Se trata de una cafetera buena, bonita y barata. En la carcasa combina partes de plástico con chapas de aluminio, dando una buena sensación de resistencia y durabilidad. Es también bastante compacta, con un tamaño de 25 x 30 x 30 cm.

Esta cafetera trabaja con una bomba de presión de 20 bares y una caldera Thermoblock de 850 W de potencia. Aunque la presión de la bomba es muy alta, la potencia de la caldera es menor que la de otras cafeteras. Como resultado, tarda mucho en calentar la leche y el vapor para espumar la leche.

Se pueden preparar una o dos tazas, gracias a sus dos filtros. Extrañamente, Cecotec anuncia que se pueden usar también monodosis E.S.E., pero no incluye ningún filtro para ello. Se supone que puede usarse cualquiera de los dos filtros que trae, pero entonces queda mucho hueco debajo de la monodosis y sale un café muy aguado.

La bandeja de goteo es muy ancha, así que caben dos tazas muy grandes al mismo tiempo. En la parte superior de la máquina hay también una bandeja calienta tazas de gran tamaño. El depósito de agua es también de gran capacidad, con 1,5 litros.

Sin duda que el peor aspecto de esta cafetera es que no tiene vertido automático del café, sino que debes detenerlo tú una vez alcanzada la cantidad deseada. Además, el panel frontal con botones que tienen dobles funciones no parece el más intuitivo.

Si obviamos estos inconvenientes, se trata de una cafetera muy interesante por el bajo precio que tiene. No en vano, es una de las cafeteras más vendidas y más valoradas en Amazon.

  • 20 bares de presión en la bomba
  • Depósito de agua de gran tamaño
  • Bandeja calienta tazas muy grande
  • Caldera poco potente, tarda mucho en calentarse y en producir vapor
  • No tiene filtro específico para las monodosis E.S.E.
  • Funcionamiento totalmente manual, sin detención automática