Las mejores cafeteras de cápsulas: Comparativa entre las principales marcas


  • Share on Google+
Lattissima Latte Duo Drop Original XL Inissia Mini Me Vivy
Vista previa Nespresso EN550.R Cafetera, 1400 W, 1 Cups, De plástico, Rojo Senseo Latte Duo HD7855/60 - Cafetera (Independiente, Máquina de café en cápsulas, 1 L, Dosis de café, 2650 W, Negro) Krups Drop Blanca KP3501 - Cafetera Nestlé Dolce Gusto con sistema de cápsulas, 15 bares de presión con pantalla LED táctil y depósito de 0,8 L Philips Cafetera de monodosis de café HD7818/22 HD7818/22-Senseo Original XL, Color, 1450 W, 2 Cups, 0.35, plástico, Negro Nespresso Krups Inissia XN1001 - Cafetera monodosis de cápsulas Nespresso, 19 bares, apagado automático, color blanco Krups Mini Me KP1201ES - Cafetera de Cápsulas Nestlé Dolce Gusto Automática, 15 Bares de Presión, Motor 1500 W con Depósito de 0.8 L, para Todo Tipo de Bebidas Frías y Calientes, Color Blanco Bosch CAFETERA MULTIBEBIDA TAS1254 TASSIMO, 450 W, 0.7 litros, 1.5, Plástico, Blanco y negro
Marca Nespresso Senseo Dolce Gusto Senseo Nespresso Dolce Gusto Tassimo
Funcionamiento Automático Automático Automático Automático Automático Automático Automático
Depósito de agua 900 ml 1 L 800 ml 1,2 L 700 ml 800 ml 700 ml
Cafés con leche (fresca) (fresca) (en polvo) (en polvo) (en polvo)
Contenedor cápsulas (externo)
Valoraciones
Mejor precio 299,00 € Actualmente no disponible 110,00 € 80,79 € desde 73,82 € 63,15 € desde 79,00 €

Hoy en día, tomar un buen café en casa es posible gracias a las cafeteras de cápsulas. Desde que Nespresso las inventara en los años 90, las cafeteras de cápsulas no han parado de crecer, y hoy las podemos encontrar de muy distintos tipos y de diferentes marcas.

Lo mejor de las cafeteras de cápsulas es su comodidad y rapidez. Basta con poner la cápsula en su compartimento, pulsas un botón y al cabo de pocos segundos tienes un estupendo café en las manos, de una calidad equivalente, en muchos casos, al de un café de bar o cafetería.

Es, además, un producto que se ha convertido en muy accesible para la gran mayoría de bolsillos. Contrariamente a lo que algunos piensan, las mejores cafeteras de cápsulas que hay ahora mismo en el mercado no tienen precios prohibitivos, así que no hay que realizar un gran desembolso para comprar una que tenga una calidad decente.

Precisamente en este artículo hemos seleccionado las mejores cafeteras de cápsulas que puedes comprar a día de hoy. Como puedes ver en la tabla comparativa, todas ellas se mueven en un rango de precios bajos, incluso irrisorios en algún caso. Pero no te precipites en la compra, pues hay diferencias destacables entre ellas, que marcarán mucho el tipo de cafetera que necesitas según el uso que quieras hacer de ella.

Qué aspectos tener en cuenta de las cafeteras de cápsulas

  • El sistema de cápsulas: Obviamente, el sistema de cápsulas es lo más importante a considerar. Aunque luego ahondaremos en las diferencias entre cada uno de ellos, a grosso modo podemos decir que Nespresso es el que mejor calidad de café ofrece. Por otro lado, Dolce Gusto y Tassimo tienen un café no tan bueno como Nespresso, pero ofrecen otras bebidas además de café. Senseo, por otra parte, funciona con monodosis ESE, que también son algo peores que Nespresso pero son mucho más baratas.
  • Funcionamiento manual o automático: Si la cafetera es manual, eres tú quien debe dosificar la cantidad de agua para cada taza de café. Esto, aparte de obligarte a estar ante la cafetera para controlar la elaboración, puede llevarte a no calcular correctamente el nivel de agua y que el café salga aguado o demasiado concentrado. Una cafetera automática ajusta el nivel y detiene el vertido de agua automáticamente: mucho más cómodo y práctico.
  • El depósito de agua: Cuanto más grande sea el depósito de agua, menos veces tendrás que rellenarlo. Especialmente importante es si sois varios en casa los que tomáis café cada día. Puede parecer algo secundario, pero en el día a día se agradece tener un depósito más grande.
  • ¿Puede hacer cafés con leche?: Si eres amante del café con leche, el cappuccino o el latte machiatto, tendrías que comprar una cafetera de cápsulas que pueda hacerlos, pues no todas pueden. Tassimo y Dolce Gusto tienen bebidas con leche, pero es leche en polvo y la calidad se resiente un poco. Nespresso no tiene cápsulas con leche, pero tiene máquinas con depósitos para leche fresca, o un accesorio llamado Aeroccino, para espumar la leche. Senseo tiene monodosis con leche en polvo, aunque de muy mala calidad; afortunadamente también tiene cafeteras con solución de leche fresca integrada.
  • Contenedor de cápsulas usadas: ¿Qué ocurre con las cápsulas, una vez se usan? Algunas cafeteras tienen en su interior un cajón donde van a parar las cápsulas usadas, lo cual es bastante útil y cómodo a efectos de orden y limpieza en la cocina. Otras cafeteras no lo tienen, y otras tienen una solución a medias: un contenedor externo donde ir almacenándolas, para luego reciclarlas.

Nespresso, Dolce Gusto, Senseo o Tassimo ¿Qué sistema de cápsulas es el mejor?

Lo primero que hay que dejar claro, para quien no lo sepa, es que hay distintos tipos de sistemas de cápsulas, y no son compatibles entre ellos. Dicho esto, mucha gente se pregunta qué sistema de cápsulas es el mejor, y eso es lo que vamos a tratar de responder a continuación.

Nespresso tiene ganada la fama de ser la mejor marca de cápsulas de café, y esa fama la tienen bien merecida, pues se trata de una compañía que dedica un especial esfuerzo y cuidado en el proceso de elaboración, con cafés provenientes de muy distintas partes del mundo.

El café de Nespresso es de una calidad excelente, y lo mejor de Nespresso es que tienen un montón de variedades de café, de distintos orígenes, mezclas y aromas. Para un cafetero de pro, Nespresso ofrece la mayor variedad y calidad de café de entre todas las marcas de cápsulas.

La mejor cafetera de cápsulas: Nespresso

El punto negativo de Nespresso es que sus cápsulas son solo de café, cosa que no ocurre con Dolce Gusto, que además de café también tiene cápsulas con otras bebidas, como por ejemplo chocolate, tés calientes o helados e incluso refrescos.

La variedad de bebidas de Dolce Gusto es su principal punto fuerte, y es el principal motivo por el que se ha convertido en la marca que más cafeteras vende, sobre todo en familias donde se necesita preparar tanto café como otras bebidas; en ese sentido, la versatilidad de Dolce Gusto es máxima.

No obstante, el café de Dolce Gusto no es de tanta calidad como el de Nespresso: tiene menos variedades de café, y las que tiene no están tan buenas como las de Nespresso. Obviamente, el tema de gustos es una cuestión muy personal, pero la opinión extendida es que Nespresso es para quien quiera el mejor café, mientras que Dolce Gusto es para quien quiera otras bebidas aparte de café.

La opinión extendida entre la mayoría de la gente es que Nespresso es para quien quiera disfrutar del mejor café posible, mientras que Dolce Gusto es idea para quien, aparte de café, también quiera otras bebidas.

Similar a Dolce Gusto también tienes las cápsulas Tassimo. Estas cápsulas también se venden en multitud de variedades, y al igual que Dolce Gusto ofrecen cápsulas de todo tipo de bebidas aparte de las de café.

En sabor y calidad, las Tassimo son muy similares a las Dolce Gusto, e incluso sus máquinas, fabricadas por Bosch, cuestan lo mismo que las Dolce Gusto. Quizás la principal desventaja de Tassimo respecto a Dolce Gusto es que no es tan popular, y sus cápsulas son más difíciles de encontrar en tiendas y supermercados.

La última marca de cápsulas de café en discordia es Senseo. Bien, exactamente no se tratan de cápsulas de café, pues Senseo utiliza las monodosis ESE, que no son cápsulas de aluminio como en el resto de marcas, sino unas bolsitas de papel con filtro termosoldable y con café envasado al vacío, y cuyo formato estandarizado sirve para usarlas también en cafeteras espresso.

El café de Senseo es también de calidad, aunque no tiene tan buena fama como Nespresso, y frente a Dolce Gusto y Tassimo pierde la variedad de bebidas en su catálogo. Por otra parte, las monodosis ESE son fáciles de encontrar, y hay muchísimos productores de café que las hacen, por lo que encontrarás monodosis de muchas marcas y muy variados precios.

Las mejores cafeteras de las 4 principales marcas de cápsulas de café

Vistas las diferencias elementales entre los 4 sistemas de cápsulas de café más populares en nuestro país, vamos a ver cuáles son las mejores cafeteras de cada uno de ellos.

Las mejores cafeteras de Nespresso

Las cafeteras Nespresso están fabricadas por las compañías De’Longhi y Krups, todas ellas son de mucha calidad. Se caracterizan por una línea de diseño clásico, que es una de las cualidades que Nespresso ha tratado siempre de inspirar en sus clientes, y son además fáciles de usar, todas ellas con mecanismos de elaboración automática del café. Todas tienen, además, una bomba de presión de 19 bares, la más alta de todas las cafeteras de cápsulas.

Seguramente, no hay una cafetera mejor en cuestión de calidad-precio que la Nespresso Inissia. Por el precio actual de [amazon_link asins=’B00G98EJHM’ template=’PriceLink’ store=’hogar092-21′ marketplace=’ES’ link_id=’7c20bbe1-416d-11e7-a45f-7b13fb40917b’] esta cafetera hace el mismo café de calidad que otras cafeteras mucho más caras de la compañía.

Las mejores cafeteras de cápsulas: Nespresso Inissia

Esta cafetera puede preparar dos tipos de café, el corto (espresso) o el largo (lungo). Se caracteriza por tener un diseño muy compacto, muy ligero y funcional. Un asa en la parte superior de la máquina sirve tanto para bloquear el compartimento de la cápsula como para transportar la cafetera, y la bandeja de goteo es plegable para que puedas usar tazas más grandes debajo de la boquilla. Esta bandeja también puede extraerse, dejando a la vista un almacén para cápsulas usadas.

La Nespresso Inissia tiene un depósito de agua de 700 ml, que es suficiente para unas 8 o 9 tazas de café espresso y unas 5 tazas de café largo. Su bomba de presión es de 19 bares, y cuenta con un modo ahorro, que tras 9 minutos de inactividad apaga la máquina. Cuando vuelvas a encenderla, tan sólo necesita 25 segundos de precalentamiento, y a continuación basta con pulsar el botón correspondiente al tipo de café que deseas para que la máquina haga el café.

En definitiva, se trata de una cafetera muy barata pero que hace con eficacia justo lo que se le pide. El único inconveniente es que no tiene opción integrada para hacer café con leche, cosa que sí tiene la Nespresso Lattissima Touch, que es la otra cafetera Nespresso que recomendamos.

De la Inissia a la Lattissima hay un salto considerable de precio, pero también de funciones y posibilidades. La característica principal de esta cafetera es que integra un depósito para leche fresca. Gracias a este depósito de leche, además de los cafés ristretto, espresso y lungo, también puede preparar cappuccinos y latte macchiato, y un modo adicional para leche caliente.

Otra ventaja es su depósito de agua, que aumenta a los 900 ml. El depósito de leche es algo más pequeño (0,35 L), puede guardarse en la nevera y tiene un regulador para ajustar la cantidad de espuma deseada. Si te preocupa su limpieza, has de saber que tiene un mecanismo de limpieza automático, aunque igualmente tendrás que limpiarlo a fondo al menos una vez a la semana, cosa que puedes hacer fácilmente introduciéndolo en el lavavajillas.

La bandeja de goteo puede regularse también en dos alturas, para vasos más cortos o más largos, y el cajón para cápsulas usadas tiene capacidad para 11 cápsulas. Con su modo ahorro, la Lattissima Touch también se apaga automáticamente transcurridos 9 minutos desde el último café.

Aunque Nespresso tiene puesto a la venta el Aeroccino para todas sus cafeteras que no tienen la opción de añadir leche, la Lattissima Touch es muy recomendable para los amantes del cappuccino. Su sistema patentado IFD hace la mezcla perfecta de café y leche, y la posibilidad de ajustar dos niveles de espumado de la leche, de usar la cantidad justa de leche en cada taza, y poder guardar el depósito de leche en la nevera, hacen de esta cafetera la mejor opción que hay para elaborar exquisitos cafés con leche de manera rápida, fácil y cómoda.

Las mejores cafeteras de Dolce Gusto

Al igual que las Nespresso, las máquinas Dolce Gusto las fabrican Krups y De’Longhi. Son cafeteras de apariencia más distendida, y en algunos casos realmente modernas y atrevidas, aunque funcionan igual de bien: tienen casi todas una potencia de 1500 W y una bomba de presión de 15 bares.

En Dolce Gusto, la opción con mejor relación calidad-precio es la Krups Mini Me. Aunque hay un par de cafeteras Dolce Gusto que son aún más baratas, la Mini Me no dista mucho en precio y tiene la ventaja de ser automática, un factor clave en la comodidad del día a día usando estas máquinas.

Como todas las cafeteras Dolce Gusto, dispone de una palanca para elegir entre bebidas frías y calientes. Pero como ya decimos, el punto clave de la Mini Me es que es la primera cafetera en la línea de precios de la marca en incluir un dosificador para preparar el café automáticamente.

Cada cápsula de Dolce Gusto tiene dibujada en la tapa unas líneas que indican el nivel de agua que necesitan. Con el dosificador de la Mini Me, hay que ajustar la palanca en el nivel de agua que indique la cápsula, y la cafetera utilizará la cantidad de agua indicada, deteniendo el vertido automáticamente. Con este sistema no solo los cafés salen más buenos que con el sistema manual, sino que tampoco has de preocuparte de estar pendiente de la elaboración del café, pudiendo dejarlo preparándose y mientras irte a hacer otras cosas.

En cuanto al resto de prestaciones de la máquina, decir que su depósito de agua es de 800 ml, lo justo para unos 9 cafés cortos y 5 cappuccinos. La bandeja de goteo puede ajustarse en 4 posiciones para cuatro tamaños de taza distintos, y la cafetera tiene un modo ahorro que apaga automáticamente la máquina transcurridos 5 minutos.

Si lo que se busca es una cafetera algo más sofisticada, por un poco más de dinero se puede adquirir la Dolce Gusto Drop, con un diseño muchísimo más atractivo, y que tiene una pantalla táctil donde se puede ajustar el dosificador de manera mucho más cómoda que con la palanca de la Mini Me.

Ofrece otras ventajas, como un contenedor de cápsulas usadas, y la funcionalidad de taza XL para un café extralargo. El depósito de agua sigue siendo de 800 ml, y al igual que la Mini Me tiene un modo ahorro y una bandeja extraíble y regulable en 4 posiciones.

Las mejores cafeteras de Senseo

Las cafeteras Senseo las fabrica Philips, lo cual ya es una garantía de calidad. La mejor del catálogo en relación calidad-precio es la Senseo Original XL, una cafetera monodosis automática que aporta varias ventajas respecto a las cafeteras de Nespresso y Dolce Gusto que ya hemos visto.

Lo primero que llama la atención de la Senseo Original XL es su surtidor con doble boquilla. Como puedes intuir, sirve para rellenar dos tazas de café al mismo tiempo, pero también para preparar una sola taza de café largo. El funcionamiento es bien simple: si se desea un café largo o dos tazas cortas de café hay que poner dos monodosis ESE en el compartimento y darle al botón de dos cafés; si lo que quieres es un solo café corto, pones una única monodosis y le das al botón de un café.

La capacidad del depósito de agua, que es de 1,2 litros, permite preparar 19 tazas antes de tener que rellenarlo. El surtidor con la doble boquilla también puede ajustarse en altura para albergar debajo tazas de distintos tamaños. Y como la mayoría de cafeteras de cápsulas del mercado, tiene un modo ahorro que apaga automáticamente la máquina transcurrido un tiempo, aunque en esta ocasión es de 30 minutos.

Uno de los inconvenientes es que las monodosis Senseo solo tienen café. Aunque hay monodosis ESE con leche en polvo, los resultados han sido muy malos, y para corregir esto se lanzó al mercado la Senseo Latte Duo.

Esta cafetera incorpora una vaina que se puede meter en un tetra brik o un vaso para añadir leche a nuestros cafés, con una deliciosa capa de espuma de leche, como corresponde a un buen cappuccino. El surtidor con doble boquilla, sello distintivo del sistema Senseo, permite la elaboración de dos tazas de café al mismo tiempo.

En un panel táctil, situado en la parte superior de la máquina, se pueden seleccionar 4 recetas de café, dos para cafés solos y otros dos para cappuccino y latte machiatto, y hay un modo extra que es solo para leche caliente con espuma. La capacidad del depósito de agua es de 1 litro.

La mejor cafetera Tassimo

En cuanto a Tassimo, hemos seleccionado una única cafetera. El motivo es que las diferencias entre los distintos modelos de la marca son mínimas y no justifican la diferencia de precios entre ellas. Todos los modelos están fabricados por Bosch.

Lo cierto es que para Tassimo la elección resulta sencilla: ve y compra la Tassimo Vivy. No es solo la cafetera de cápsulas más barata de Tassimo sino la más barata de todas, pero a pesar de su precio de derribo, mantiene las mismas funciones que sus compañeras de gamas más altas.

Lo esencial es que se trata de una cafetera automática. El sistema Intellibrew de Tassimo, bastante innovador, consiste en la lectura por parte de la máquina de un código de barras ubicado en la tapa de la cápsula, de tal manera que leyendo ese código, la cafetera ajusta automáticamente la cantidad de agua necesaria.

Otro de los puntos fuertes de la Tassimo Vivy es su tamaño compacto, midiendo tan solo 17 cm de ancho, en la que también es una de las cafeteras de cápsulas más pequeñas que hay. Como consecuencia, su depósito de agua es de tan solo 700 ml, aunque es suficiente para unas 7 tazas de café.