Las 6 mejores cafeteras automáticas: Guía de compra


  • Share on Google+
De'Longhi Magnifica S Krups Milano Philips HD8829/01 Saeco PicoBaristo De'Longhi Autentica Cappuccino Saeco GranBaristo
Vista previa De'longhi Magnifica S Ecam 22.110.B - Cafetera superautomática, 15 bares de presión, 13 programas ajustables, auto-limpieza, sistema cappuccino, negra Krups EA815070 - Cafetera Automática 15 Bares de Presión, Pantalla LCD, 3 Niveles de Intensidad, Ajustable de 20 ml a 220 ml, Programa Automático de Limpieza y Descalcificación, Molinillo Integrado Philips Serie 3000 Cafetera HD8829/01- Máquina de café espresso automática con función para preparar un cappuccino Philips Cafetera Espresso súper automática HD8925/01 Máquina de Café, 220 W, 1.8 litros, plástico, Negro De'Longhi Autentica Cappuccino ETAM 29.660.SB - Cafetera Superautomática, 1450 W, muy estrecha, depósito leche, sistema espuma leche, variedad recetas automáticas, pantalla LCD y panel táctil, plateada Saeco GranBaristo HD8975/01 - Cafetera (Independiente, Máquina espresso, 1,7 L, Molinillo integrado, 1900 W, Antracita, Acero inoxidable)
Bomba presión 15 bares 15 bares 15 bares 15 bares 15 bares 15 bares
Molienda 13 niveles 3 niveles 5 niveles 10 niveles 13 niveles 5 niveles
Café molido
Depósito de agua 1.8 litros 1.8 litros 1.8 litros 1.8 litros 1.4 litros 1.7 litros
Depósito de leche
Espumador de leche
Recetas 3+1 3+2 5+1 11+1 7+1 18+6
Pantalla
Valoraciones
Mejor precio 302,92 € 275,00 € 357,74 € 767,09 € 639,95 € 1.148,72 €

Pocos placeres mejores hay para los cafeteros de pro que prepararse un café en una buena cafetera, comprando el café en grano y moliéndolo al instante en la misma máquina, personalizando todas las opciones para un café ajustado a las preferencias de la persona en cuestión. En este sentido, las cafeteras automáticas son un auténtico gustazo, y uno de los mejores regalos que puedes hacer a una persona amante del café.

Las cafeteras automáticas no deben confundirse con las cafeteras de cápsulas; en efecto, estas últimas son también en su mayoría automáticas, pero generalmente hablamos de cafeteras automáticas para referirnos a unas máquinas de café con aspecto profesional, con depósitos para café (ya sea en grano o molido) y con numerosas opciones y posibilidades que las asemejan más con máquinas de café profesionales para hostelería que para cafeteras domésticas.

Aún así, las cafeteras automáticas están pensadas para su uso doméstico. Lo cierto es que son aparatos que no tienen mucho sentido si solo tomas café ocasionalmente, pero para quien toma café a diario, estas máquinas son insuperables en calidad y prestaciones. En esta guía de compra vamos a repasar los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una, además de ver cuáles son las mejores cafeteras automáticas par uso doméstico, y de las cuales tienes aquí de manera anticipada la puntuación media que tienen en Amazon, así como sus precios.

Pero exactamente… ¿Qué es una cafetera automática?

Una cafetera automática entra dentro de lo que denominamos cafeteras espresso, solo que, a diferencia de las cafeteras manuales, se maniobran a través de botones, con lo que la elaboración del café es muy sencilla, y sobre todo automatizada.

En la categoría de las cafeteras automáticas también suele diferenciarse entre las semi-automáticas y las super-automáticas; mientras que las primeras aún preservan algunas funciones manuales, las segundas están completamente automatizadas.

Algunas personas (vamos a llamarles sibaritas del café) te dirán que la mejor calidad del café se consigue con una cafetera manual, pero esto simplemente no es cierto. La calidad del café puede ser la misma en una cafetera automática que en una manual, solo que la primera es muchísimo más sencilla de usar, y por ende es más fácil conseguir con ella un café de calidad por parte de personas no demasiado experimentadas en el mundo del café.

Las cafeteras automáticas están pensadas para elaborar un café de gran calidad pulsando apenas un par de botones. En este sentido, son ideales para quienes desean un café de la máxima calidad sin muchas complicaciones.

Y es justo para estas personas a las que van dirigidas estas máquinas, pues su sencillez de uso facilita la elaboración de un café de mucha calidad pulsando apenas un par de botones.

Ventajas de las cafeteras automaticas

Ventajas de las cafeteras automáticas respecto a otras cafeteras

[ecko_icon alias=”fa-check”]

Mucho más fáciles de usar que las cafeteras espresso manuales (aunque no tanto como una cafetera monodosis)

[ecko_icon alias=”fa-check”]

 Son las máquinas de café más rápidas, debido a la programación y automatización de sus funciones

[ecko_icon alias=”fa-check”]

 Son mucho más limpias y fáciles de mantener. De hecho, la mayoría de ellas tienen programas de limpieza automáticos

[ecko_icon alias=”fa-check”]

 Logran un sabor consistente, pues al estar todas sus funciones automatizadas y programadas, el café sale siempre de la misma manera

[ecko_icon alias=”fa-check”]

 Son también más seguras, pues se operan a través de botones y no hay apenas contacto con sus partes mecánicas

Consideraciones al comprar una cafetera automática

A la hora de comprar una cafetera automática hay varias consideraciones a tener en cuenta. Todas ellas hacen referencia a aspectos y características que suelen tener las cafeteras automáticas, y que está bien que conozcas para comprar la cafetera que más se adecue a lo que necesitas.

Sobre el molinillo y el café molido

La mayoría de cafeteras automáticas integran un molinillo de café. Gracias a él, podemos comprar café en grano, verterlo en el depósito de la máquina y molerlo al instante. El café recién molido, según los expertos, tiene efectos beneficiosos en cuanto al sabor y el aroma del café.

Algunas cafeteras automáticas te dan la posibilidad de usar tanto café molido como café en grano, habiendo depósito diferenciados para cada uno de ellos. Esto sería lo ideal, y es lo más habitual en las cafeteras automáticas, pero hay modelos como la Bosch TCA5309 que solo admiten café en grano.

Este es, por tanto, un aspecto clave, ya que debes elegir entre café molido, café en grano o ambos. Si quieres tener la flexibilidad de poder combinar ambos tipos de café, opta por una cafetera que los admita a ambos; por el contrario, atiende en las especificaciones de la máquina para saber qué tipo de café emplea.

Los mejores molinillos son los cerámicos, y a poder ser que tengan 5 o más niveles de granularidad. A su vez, debes mirar si la cafetera admite también café molido.

Al mismo tiempo, has de saber que no todos los molinillos son iguales. Los mejores molinillos son los cerámicos, ya que no sobrecalientan los granos. A su vez, los molinillos suelen poder ajustarse en varias posiciones para una mayor o menor granularidad (lo cual afecta a la intensidad del café). Como puedes adivinar, un molinillo con más posiciones permite una mayor personalización del café.

Molinillo cafetera automática

¿Caldera o Thermoblock?

Las cafeteras espresso han tenido desde siempre dos sistemas para calentar el agua: con una caldera interna o con un bloque térmico (Thermoblock).

Ambos sistemas funcionan exactamente igual que la ducha de tu casa: mientras que la caldera calienta el agua dentro de un depósito, el sistema Thermoblock funciona como un calentador, el cual caliente el agua cuando atraviesa el bloque térmico.

Ambos funcionan igual de bien a la hora de calentar el agua, siendo la diferencia entre ambos de carácter práctico: el sistema de caldera requiere un precalentamiento, por lo que es un poco más lento, mientras que el sistema Thermoblock no requiere precalentarse, así que es más rápido. 

Tamaño de los depósitos de agua y leche

Otro aspecto fundamental es el tamaño de los depósitos de agua y de leche.

Como cabe suponer, cuanto mayor es el depósito para el agua, mucho mejor, pues nos permitirá preparar más tazas de café sin que tengamos que estar rellenándolo cada dos por tres. Igual de importante es también que sea fácil de extraer, vaciar y rellenar, y es que hay cafeteras automáticas que tienen tanques de agua internos y que son muy engorrosos a la hora de manejarlos.

Respecto al depósito de la leche, debes mirar, antes que nada, si la cafetera cuenta con él, pues no todas las cafeteras automáticas vienen preparadas para hacer cafés con leche. En otros modelos, por ejemplo, hay un tubo que puede ponerse en un tetra brik o un vaso para recoger la leche de manera externa, y en otras cafeteras encontramos un depósito de leche integrado.

Esta última es la opción idónea si tu intención es hacer cafés con leche con mucha frecuencia, pero si solo vas a hacer cafés con leche de vez en cuando quizás prefieras la solución del tubo externo para no tener que andar limpiando el depósito de la leche cada dos por tres. Por contra, si eres de los que abominan del café con leche, puedes buscar una cafetera automática sin ningún tipo de solución de leche y así ahorrarás algo de dinero.

Depósito de leche en cafeteras automaticas

El número de bares de presión

Los bares de la bomba de presión de la cafetera es una de las características que más se encargan de anunciar los fabricantes por lo llamativo que es este dato y porque es lo que tiene inmediatamente asociado el consumidor con la calidad de una cafetera.

En el caso de las cafeteras automáticas esto no es baladí y sí que tiene su importancia. Lo normal es que una cafetera tenga unos 15 bares de presión, pero a partir de ahí, cuantos más mejor.

Lo mínimo imprescindible para un espresso cremoso y con fuerte aroma es una bomba de presión de 15 bares, y a partir de ahí, cuantos más mejor.

A mayor número de bares más sustancias y aromas se extraen del café. Además, una bomba de presión muy alta propicia la típica crema que vemos en los espresso de las cafeterías.

Dicho esto, es raro ver una cafetera automática por debajo de los 15 bares. No obstante, no está de más fijarnos para no llevarnos un chasco.

Opciones de programación y ajuste

Una características más común en las cafeteras super-automáticas es la posibilidad de programar las distintas funciones de la máquina.

Cuando hablamos de programación principalmente nos referimos al ajuste y personalización de los distintos tipos de café de los cuales la cafetera es capaz de realizar. Esto implica que el usuario puede hacer ajustes en la cantidad de agua, la intensidad del café, el nivel de espuma de leche e incluso la temperatura.

Para que esta programación funcione, la cafetera en cuestión debe disponer de la función de memorización de los ajustes. Cabe decir que la mayoría de cafeteras automáticas la tienen, pero no todas, sobre todo si nos quedamos en la gama más baja. Por lo tanto, si quieres personalizar el café y programarlo en la máquina para que salga siempre de esa manera debes asegurarte que la máquina tenga esta función.

Y a la vez que decimos esto, también hay que decir que no todas las cafeteras automáticas son igual de fáciles a la hora de realizar estos ajustes. En los modelos de más alta gama encontraremos pantallas LCD muy intuitivas y con instrucciones claras que nos guiarán paso a paso, y a medida que bajamos de gama la dificultad a la hora de programar la máquina asciende ligeramente, siendo necesario leer el manual de instrucciones para aprender a manejarnos con ella.

Programación y ajustes cafeteras automaticas

Otras características a tener en cuenta

  • La limpieza: Una buena cafetera automática debe de poder limpiarse fácilmente, que para eso es automática. Las partes y recipientes mejor que sean aptas para el lavavajillas, pero lo más importante es que la máquina disponga de mecanismos de limpieza automáticos. El más importante es el de descalcificación: cualquier buena cafetera que se precie debe contar con un sistema para limpiar la cal de las tuberías internas de la máquina, cosa que se recomienda hacer cada 5 o 6 meses aproximadamente. Pero aparte de esto, no hay que olvidar también la limpieza periódica de las partes que entren en contacto con la leche, pues son un posible foco de bacterias y hongos a poco que las descuidemos.
  • Tipos de surtidor: De surtidores puede haber varios tipos. Lo más habitual en las cafeteras automáticas es encontrarse con surtidores regulables en altura, de manera que puedan moverse verticalmente para dar cobijo debajo de ellos a tazas de diferentes alturas. También puedes encontrarte con surtidores dobles, capacitados para preparar dos tazas de café al mismo tiempo. Otra característica que seguramente agradecerás es que el surtidor tenga un mecanismo anti goteo, cosa muy práctica y que no todos los modelos tienen.
  • Calentador de tazas: Una de las prestaciones más curiosas de las cafeteras automáticas es la posibilidad que brindan algunas de ellas de calentar la taza. Esta opción facilita una preservación durante más tiempo de la temperatura con la que sale el café recién hecho, además de aportar una increíble sensación de confort cuando te tomas el café en invierno. Pero no solo eso, sino que tiene efectos mucho más prácticos, más que nada en la elaboración de cafés con leche; esta la recogeremos habitualmente de un depósito que se ha guardado en la nevera, por lo que estará fría y, aunque la cafetera la caliente a la hora de espumarla, nunca saldrá tan caliente como el café. Con la taza caliente ayudaremos a que la leche se caliente un poco más antes de consumirla.
  • Diseño: Esta es una cuestión muy subjetiva, pues lo que a unos les parece bonito a otros les puede parecer feo, y viceversa. No obstante, es innegable que la calidad de los materiales afecta a la durabilidad del aparato. En este sentido, las cafeteras automáticas fabricadas con materiales metálicos son más resistentes y duraderas que las que son simplemente de plástico. Tampoco hay que desmerecer la apariencia premium que otorgan los buenos materiales, un factor que no está de más en inversiones fuertes de este tipo.

Nuestras cafeteras automáticas recomendadas

Una vez explicado lo básico, toca ir a los análisis de nuestras cafeteras automáticas recomendadas. En esta selección están no solo los modelos más vendidos, sino también los que consideramos mejores, ya sea por la calidad del café que elaboran o por la gran relación calidad-precio que tienen.

De’Longhi Magnifica S

La De’Longhi Magnifica S es una de las cafeteras automáticas más baratas, así que es perfecta para quien quiera una pero ande corto de presupuesto.

Cafeteras automáticas: De'Longhi Magnifica S

Esta cafetera tiene una potencia de 1450 vatios, con un sistema Thermoblock y una bomba de presión de 15 bares. La Magnifica S cuenta con un depósito de café que admite tanto en grano como molido, y el molinillo de café integrado puede ajustarse con una molienda regulable de 6 a 14 gramos.

El depósito de agua tiene capacidad para 1,8 litros, que da para unas 14 tazas de tamaño estándar. La Magnifica S no cuenta con depósito de leche, aunque sí dispone de espumador de leche.

Para la elaboración de las recetas, la Magnifica S cuenta con una ruedecilla en la parte frontal, con la que puedes incrementar o reducir la intensidad del café, y a la vez elegir entre las tres recetas disponibles: café corto, medio o largo. Si eres de los que se toman todas las mañanas el mismo tipo de café, la función “Mi Café” memoriza el ajuste personalizado para una receta.

El surtidor es ajustable en altura, dando cobijo a tazas de entre los 86 mm hasta los 142 mm. La bandeja de goteo, que es extraíble, tiene además indicador de nivel. La cafetera cuenta con los sistemas de mantenimiento y limpieza básicos: un filtro de agua, ajuste de la dureza del agua y sistemas de enjuague y descalcificación.

Su tamaño es de 23,8 x 43 x 35,1 cm, pesa 9 Kg y se puede adquirir en color negro o plata. El modelo más barato es el de color negro, y cuesta [amazon_link asins=’B00400OMU0′ template=’PriceLink’ store=’hogar092-21′ marketplace=’ES’ link_id=’29cb1b94-58b9-11e7-a87d-db440d6dab67′].

Krups Milano

La otra cafetera automática barata que vale la pena recomendar es la Krups EA815070, comercialmente denominada “Milano”.

Cafeteras automáticas: Krups EA815070

Esta cafetera cuenta con un sistema Thermoblock y trabaja con una potencia de 1450 W y bomba de presión de 15 bares. El molinillo de café metálico ofrece 3 niveles de molienda, y lamentablemente, este modelo no admite café molido.

La Krups Milano tampoco tiene depósito de leche, aunque sí dispone de Pannarello (espumador de leche). El depósito de agua tiene una capacidad de 1.8 litros.

Una de las ventajas de la Krups Milano es que tiene una pantalla LCD que muestra visualmente todos los ajustes. En ella se pueden elegir tres recetas predefinidas, y se puede personalizar el café a través de 3 niveles de intensidad y una cantidad de café ajustable entre los 20 ml y 220 ml. También se puede memorizar hasta 2 recetas personalizadas.

Uno de los principales puntos a favor de esta cafeteras es que cuenta con sistema automático de limpieza y aviso de descalcificación. En la caja ya viene un kit de mantenimiento, con pastillas de limpieza y sobre descalcificados. Además, tiene filtro de agua Claris.

El surtidor no tiene una boquilla ajustable en altura, pero compensa el hecho que tenga una placa para calentar la taza.

La Krups Milano mide 32 x 26 x 36,5 cm, pesa 9 Kg y puede encontrarse en Amazon por [amazon_link asins=’B00OT1CO0U’ template=’PriceLink’ store=’hogar092-21′ marketplace=’ES’ link_id=’3702c0c8-58bd-11e7-9ac6-07cbf4f2fc30′].

Philips HD8829/01

Por parte de Philips, una de las cafeteras automáticas más interesantes es esta Philips HD8829/01. Y decimos interesante porque esta es una de las cafeteras automáticas más baratas de entre las que incluyen jarra de leche.

Cafeteras automáticas: Philips HD8829/01

Esta cafetera no tiene bloque térmico sino un caldera, aunque la potencia sobrada de 1850 W hace que no tenga problemas en el calentamiento del café. Además, la bomba de presión es de 15 bares.

El molinillo de café es cerámico, y tiene una molienda ajustable de 5 niveles. El depósito de café, de 250 g, admite también café molido. Por su parte, el depósito de agua tiene capacidad para 1,8 litros.

Pero como decíamos, uno de los reclamos de esta cafetera es su jarra de leche. Tiene capacidad para 500 ml de leche, se puede guardar en la nevera y se puede introducir en el lavavajillas.

La jarra va conectada a la cafetera mediante un tubo que, antes de caer a la taza, pasa por un espumador de leche. El sistema, patentado por Philips, se denomina Easy Cappuccino, y está pensado para preparar recetas de café con leche pulsando un solo botón. En total, son 5 las recetas predefinidas de la cafetera: el ya mencionado cappuccino, espresso, café largo, agua caliente y leche caliente con espuma.

De forma adicional, la Philips HD8829/01 permite el ajuste de dos niveles de intensidad de café, regular la cantidad de agua y leche, y la memorización de una receta personalizada. Y un puntazo es que el surtidor, además de ser ajustable en altura, tiene doble boquilla, así que puede preparar dos tazas al mismo tiempo, aunque esta función no sirve para cappuccinos.

En cuanto a sus funciones de mantenimiento, es una cafetera realmente completa, con aclarado automático al encender la máquina, descalcificación guiada y posibilidad de retirar el mecanismo interno de la cafetera y enjuagarlo bajo el grifo. El depósito de leche también dispone de un sistema de limpieza para evitar contaminaciones de bacterias.

Por si fuera poco, es una de las cafeteras automáticas más compactas, con un tamaño de 21,5 x 42,9 x 33 cm, un peso de 7 Kg y un atractivo y moderno diseño en color negro. Cuesta [amazon_link asins=’B01CP5GOHA’ template=’PriceLink’ store=’hogar092-21′ marketplace=’ES’ link_id=’dcbfb69d-58c6-11e7-bae2-0f86390a51cf’].

Saeco PicoBaristo

Saeco fue la primera compañía en crear una cafetera automática, y en 2009 fue adquirida por Philips. La Saeco PicoBaristo es una de sus mejores y más completas cafeteras.

Cafeteras automáticas: Saeco PicoBaristo

La máquina tiene una potencia de 1850 W, con una bomba de presión de 15 bares. Tiene caldera en vez de bloque térmico, pero alcanza altas temperaturas rápidamente. En cuanto al molinillo, es cerámico, es ajustable en 10 niveles de molienda, y en el depósito de café puedes echar también café molido, e incluso también café en polvo.

Uno de los mejores aspectos de esta cafetera, y motivo máximo de su recomendación, es que viene cargada con 11 recetas: cappuccino corto, café crema, cappuccino, espresso, espresso doble, espresso largo, café con leche, agua caliente, latte macchiato, espuma de leche y cortado. Además de estas recetas, el usuario puede personalizar una receta propia, con lo que en total puedes elaborar hasta 12 tipos de bebidas distintas, siendo una máquina ideal para familias de varios miembros o cafeteros que gustan de ir variando el tipo de café.

Otra de las ventajas de la Saeco PicoBaristo es su depósito de leche integrado para elaborar cafés con leche de manera integrada y pulsando un único botón. El depósito de leche tiene capacidad de 0,5 litros y tiene un mecanismo de enjuagado rápido. El depósito de agua, por otra parte, tiene una capacidad de 1,8 litros, y viene con filtro AquaClean.

Todas las recetas, personalizaciones y acciones de mantenimiento se ejecutan a través de una cómoda pantalla LCD que muestra una combinación de iconos y texto. En esta pantalla verás también los pasos guiados para descalcificar la cafetera, el día que esta te muestre un aviso para tal efecto.

Por último, el surtidor tiene doble boquilla, con la que puedes preparar dos tazas o una sola de manera más rápida. El surtidor, además, es ajustable en altura, en un rango de entre 80 y 163 mm.

En un elegante acabado en negro piano, la Saeco PicoBaristo mide 28,8 x 49,5 x 46,3 cm y pesa 9 Kg. Su precio es de [amazon_link asins=’B01J5FG9LY’ template=’PriceLink’ store=’hogar092-21′ marketplace=’ES’ link_id=’ec3f58ad-58ec-11e7-a2f7-e16490b8e6ce’].

De’Longhi Autentica Cappuccino

La mejor cafetera automática de De’Longhi es la Autentica Cappuccino, que como su propio nombre indica está perfeccionada en la elaboración de cappuccinos.

Cafeteras automáticas: De'Longhi Autentica Cappuccino

Para ello integra un depósito de leche de 500 ml, que utiliza el sistema IFD patentado por De’Longhi y que ya utilizan otras máquinas, como la Nespresso Lattissima. En este sistema, se recoge la leche del depósito y se la hace pasar por un espumador de vapor que la calienta y la bate, obteniendo una espuma de leche buenísima.

Como cafetera, la Autentica Cappuccino funciona con un bloque térmico, potencia de 1450 W y bomba de presión de 15 bares. El depósito de café admite café en grano, molido y en polvo, y su molinillo cerámico puede ajustarse en una molienda de 13 niveles.

La cafetera tiene una pantalla LCD en la que se pueden elegir hasta 7 recetas de café: cappuccino, café con leche, latte macchiato, espresso, café mediano y café largo americano, sólo leche. A estas, puedes añadirles una receta personalizada, y hay una función más, llamada Doppio+, para darle un extra de aroma al espresso doble. Para el espresso doble, te vendrá bien su surtidor con doble boquilla, ajustable también en altura.

Solo disponible en color plata, con unas medidas de 48 x 19,5 x 34 cm y 13 Kg de peso, la De’Longhi Autentica Cappuccino se puede adquirir por [amazon_link asins=’B00MOIE1E2′ template=’PriceLink’ store=’hogar092-21′ marketplace=’ES’ link_id=’18e2d1c1-58f1-11e7-a75b-e3fa88685c17′].

Saeco GranBaristo

De nuevo y de la mano de Saeco, llega la cafetera automática más completa que puedes comprar a día de hoy para usuarios domésticos: Saeco GranBaristo.

Cafeteras automáticas: Saeco GranBaristo

Se trata de una imponente máquina fabricada en Italia y totalmente de acero inoxidable. En su interior, alberga una caldera que funciona a 1900 W, con una bomba de presión de 15 bares y un molinillo cerámico de 5 niveles de molienda con conmutador para dos tipos de granos de café y que también admite café molido y en polvo.

La máquina tiene una pantalla LCD, en la que se pueden seleccionar 18 recetas predefinidas; si te sabe a poco, también puedes personalizar hasta 6 recetas propias. Gracias a su depósito de leche (0,5 litros) se pueden elaborar todo tipo de cafés con leche, y gracias a su surtidor con doble boquilla se pueden preparar dos tazas a la vez. El depósito de agua es de 1,7 litros.

El mantenimiento se ha intentado facilitar al máximo. Por un lado, la bandeja de goteo y el depósito de leche al completo pueden ser introducidos en el lavavajillas; por el otro, el mecanismo interno de elaboración del café se puede extraer fácilmente para pasarle un chorro de agua y limpiarlo, y la máquina tiene también programas automáticos de enjuague y eliminación de depósitos de cal.

La Saeco GranBaristo mide 46 x 20,5 x 36 cm, pesa 14 Kg y su precio será prohibitivo para la mayoría: [amazon_link asins=’B015EL1HII’ template=’PriceLink’ store=’hogar092-21′ marketplace=’ES’ link_id=’67d5f95a-58f4-11e7-a5e5-21bb99009e4f’].